¿Es posible que dos personas que no hablan el mismo idioma se enamoren? Todos hemos escuchado que la comunicación  es clave para lograr una relación sana y duradera. Sin embargo, no es inusual que dos personas que hablan dos idiomas diferentes comiencen una relación.

Desde un punto de vista cómico, podríamos argumentar a favor  de una comunicación limitada, basándonos en que conduciría a menos discusiones y debates acalorados, y se daría más importancia a la conexión física, etc.  Sin embargo, tiene sus desventajas: estaríamos restando importancia al hecho de tener una conexión intelectual, priorizando, por el contrario, la atracción física.

Además, puede llegar el momento en el que el silencio se vuelva demasiado abrumador.
A menudo, los expertos o instructores en citas explican que las personas se interesan más en el individuo en su totalidad, que en algo determinado que pueda decir o hacer. Esto significa que, quizás, la conversación no es necesaria para lograr una conexión instantánea o inmediata con una pareja. Con el tiempo, si el vínculo se fortalece, la ventaja de estar en pareja con alguien que no habla tu mismo idioma es que puedes aprenderlo; y viceversa. Tu pareja podría convertirse en la mejor manera de dominar otra lengua materna. No es necesario aclarar que, entender por lo menos algunas de las palabras que emplea la otra persona, es de mucha utilidad. Cruzar la brecha lingüística puede presentar un desafío interesante, y el tiempo  realmente cura todas las heridas – incluyendo aquellas causadas por la incapacidad inicial para expresarse en el idioma que uno elija.

 

Etiquetas: