El chileno, o recibió tres grandes influencias: de los idiomas autóctonos (lengua mapuche y quechua del sur), del español rioplatense y de los europeos inmigrantes de mediados de 1800. El español hablado en tiene sus principales diferencias frente a otros dialectos latinoamericanos básicamente en lo que hace a la pronunciación, sintaxis y vocabulario. Es reconocido por tener una multiplicidad de tonos para cada situación y por su conjugación de la segunda persona singular (tú).

Características.
•    Sintaxis y gramática:
Uso común del doble objeto directo. “La fui a verla”.
Ausencia de dequeísmo. Lo habitual es la aplicación del queísmo en todos los casos: “Estaba segura que me lo dejé olvidado”.
Posesivo en tercera persona. “Nuestro” pasa a ser siempre “de nosotros”: “Ese de ahí es el auto de nosotros”.
Uso del modo imperativo del verbo ir. El verbo “ir” se conjuga de forma diferente: “Ándate y cómprame eso”.
Nombres propios precedidos por artículos. Así, Juan y María se convierten en “el Juan y la María”.
•    Tratamiento: los pronombres varían según las situaciones contextuales.
1.    Usted: en el medio oral, muestra distancia y respeto. También utilizado en el medio escrito (documentos comerciales).
2.    Tú: el tuteo es la forma más utilizada de tratamiento.
3.    Vos: el uso del voseo difiere del de otros países como Argentina, Uruguay y Colombia: aquí, el uso del pronombre “vos” puede denotar desprecio; la situación discursiva es, en este caso, extremadamente coloquial.
•    Lexis: algunos ejemplos.
– al tiro: ya mismo
– andar pato: estar sin dinero
– ¿cachai?: ¿me entiendes?
– chutear: disparar, lanzar (fútbol)
– denante: hace un rato
– guagua: bebé, niño pequeño
– nanay: caricia con el fin de aliviar un dolor
– pololo: novio
– trome: metro (medio de transporte)

Ante este tipo de español tan colorido, que nos presenta la necesidad de conocer a fondo los usos y costumbres, la contextualidad discursiva, la amplia variación léxica y las diferencias en la sintaxis y la gramática, la clave del éxito al traducir desde/hacia el es… localización, localización, localización.

Etiquetas:

2 Comentarios » for El español de Chile
  1. Carolina Benítez dice:

    Hola a todos. Encuentro que es un gran aporte para todos los traductores que hagan estas entradas sobre los idiomas y sus variantes según el país. Les cuento que soy chilena y me parece muy buena esta entrada.
    Sin embargo, quiero hacer una aclaración. Respecto al punto – Uso común del doble objeto directo. “La fui a verla”. Este caso es netamente propio en el estrato económico más bajo. No pretendo decir que no suceda, pero sí quiero dejar en claro esta diferencia. Lo que sí diríamos con doble complemento sería: Le dije a Juan…
    Nuevamente debo aclarar, en relación con el artículo antes de un nombre propio, en el caso de los nombres femeninos, hablar de la Carolina o la Juanita es una práctica muy común, y es, por lo demás, bastante antigua (por lo menos de 100 años). Sin embargo, hablar del arículo con un nombre masculino es más propio de los estratos socioeconómicos más bajos. Por favor, que se entienda que no intento sonar peyorativa, sólo hacer la aclaración.

  2. Youngy dice:

    You really saved my skin with this ifnormaotin. Thanks!