Me encuentro en medio de una verdadera guerra cultural en Argentina y para protegerme sólo cuento con mi leal cobija.

Hace poco miraba un programa de “Late Night with Conan O’Brien” que estaba en destinado a países de toda América del Sur, incluso Argentina, y entre sus invitados se encontraba Judah Friedlander, un comediante que se hizo conocido por su participación en “30 Rock” aunque, honestamente, no miro ese programa. En una entrevista bastante divertida (la vi aquí, aunque no pude encontrar una versión con los que llamaron mi atención), el Sr. Friedlander se autodenominó “Campeón Mundial del Mundo” en virtud de su larga lista de hazañas deportivas, desde carreras cortas hasta nado sincronizado. Durante la entrevista, mencionó sus capacidades futbolísticas y luego intercambió opiniones con Conan:
J.F. – Do you know who Pelé is?
C.O’B. – Sure, he’s the greatest soccer player of all time.
J.F. – Yeah, he’s my father.
Entonces, tendría mucho que decir sobre la percepción y el conocimiento del en los Estados Unidos, pero basta con decir que Pelé fue el único hombre con quien más se vinculaba al deporte en los Estados Unidos hasta la aparición de David Beckham. Esto ocurrió en gran medida por el tiempo que pasó con los New York Cosmos en la década del setenta, así como su desempeño integral como embajador mundial de ese deporte. En general, declararlo “el mejor jugador de de todos los tiempos” no es nada del otro mundo allí ni en ningún lado. Sin embargo, veamos la traducción de los subtítulos…
J.F. – ¿Conoces a Pelé?
C.O’B. – Claro, es uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.
J.F. – Sí. Es mi padre.
Mmmmm… quien realizó los subtítulos en español cambió el contenido de la oración de Conan (de la oración “one of the greatest players of all time” en caso de que no haya quedado claro) para evitar denominar a Pelé como el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos. Para mí, fue una primicia. No había una frase en inglés que presentara dificultad para transmitirla en español, ni se trataba de una referencia cultural que los sudamericanos no podríamos comprender… por el contrario, simplemente se trató de censurar la opinión de Conan O’Brien acerca de los mejores jugadores de fútbol. Así que, cuando charlen sobre orientadas al público de destino con sus amigos o colegas, recuérdenles que si no están de acuerdo con lo que alguien dice, simplemente lo traduzcan de manera diferente y los espectadores o lectores jamás se enterarán de la diferencia.

Etiquetas: