Buscando algo en Internet, encontré un punto muy interesante que hace referencia a un tema que, a mi parecer, tiene gran importancia hoy en día.

“Si no puedo leer, no compro”. Esto es algo que muchas veces escuchamos decir a las personas cuando tratan de realizar .

Muchas compañías dudan y discuten sobre si tiene sentido para ellos sus , sus sitios comerciales en línea o hasta sus (más conocidos como “call centers”). Con esto nos referimos a si vale la pena o no estos y brindar información en otros sobre sus empresas y productos.

Se tiene la idea generalizada de que el comprador se siente cómodo con el inglés, sobre todo si ingresa a en o productos determinados o especializados.
Sin embargo, se han realizado investigaciones desde hace varios años, las cuales indican todo lo contrario: existe una gran cantidad de personas que desean y que muchas veces no lo hacen por lo mismo. Esto limita tanto a quienes desean comprar como a las empresas que ofrecen sus productos y servicios.

Por lo tanto, creo que en la actualidad es imperativo que toda empresa que desee llegar a más clientes potenciales piense en sus sitios web, la información de sus productos y servicios, ayuda al consumidor, etc., en distintos idiomas.

Etiquetas: