Hace poco tuve que trabajar con una larga de un documento , que no es el campo en el cual más trabajo. Nuevamente me encuentro ante las vicisitudes de cumplir con las normas y prácticas de la “ jurídica” en . La denominación es bastante general, dado que existen varias opciones en la elección de un término y el registro, y la estructura varía según los niveles y regiones. Sin embargo, confío en un par de fuentes, además de mis viejos diccionarios generales:
http://cherylstephens.com/professional/communication/Crashcourse%20in%20pld.pdf
Brinda un enfoque muy directo acerca de cómo elegir las frases y el estilo correctos para una redacción jurídica concisa. Si redactan y siguen estos lineamientos de manera uniforme, tendrán como resultado un documento jurídico redactado de manera profesional y concreta.
http://www.in.gov/judiciary/interpreter/glossary2.pdf
Es una fuente muy interesante que la Administración de Tribunales (Administrative Office of the Courts) de Trenton, Nueva Jersey creó para los peritos intérpretes. Compila la traducción correcta de diferentes términos en contextos , tanto palabras sueltas como frases hechas que generalmente se repiten en los documentos .
Independientemente de que decidan incorporar estos glosarios a su trabajo diario para redactar o traducir documentos legales en inglés, les recomiendo que siempre tengan varias fuentes de referencia en todo momento, dada la complejidad del tema.

Etiquetas:

3 Comentarios » for Referencias para la redacción jurídica
  1. Pepe dice:

    Gracias por los interesantes vínculos. Como abogado e investigador, -y aunque no me dedico a la traducción- deseo sugerir a los traductores no especializados que eviten los temas jurídicos como una cuestión ética. Básicamente por dos razones.
    En primer lugar, porque el derecho de los países de habla hispana y el derecho de los países de habla inglesa, contienen cosmovisiones diferentes, que van mas allá de una aparente equivalencia de palabras.
    En segundo término, porque los documentos jurídicos, incluso los aparentemente más insignificantes, suelen involucrar asuntos relacionados con la propiedad, la libertad o la vida de las personas.
    He tenido ocasión de comprobar en varias ocasiones lamentables inconveniencias ocasionadas por traductores no especializados.

    • Cecilia G dice:

      Hola, Pepe:

      Agradezco tu interés y el tiempo que te tomaste para leer el artículo.
      Debo reconocer que en ciertos aspectos coincidimos. Aunque desde afuera tal vez la postura resulte un poco “rígida”, admito que considero que sólo los traductores jurídicos deberían encargarse de las traducciones públicas y legales. Lamentablemente he pasado por la experiencia de tener en mis manos documentación jurídica traducida que dejaba mucho que desear. Y también coincido con tu afirmación: las connotaciones de un documento de esa envergadura son demasiado importantes como para dar lugar a confusión en su terminología. Te consulto, ¿has tenido inconvenientes a nivel “jurídico” por una traducción pública que no fuera fiel?

      Saludos.

  2. rosarela dice:

    por favor quiero saber todo lo que se refiere a redacción política tengo un examen dificil de este tema, me parece interesante los comenterios pero es bueno conocer los conceptos.