Muchas veces, en nuestra tarea como gerentes de cuentas, nos encontramos con una pregunta recurrente al momento de recibir un para traducir: ¿se puede editar? Les he preguntado a varios colegas por qué piensan que es importante contar con archivos editables para un de traducción.

En resumen, las tres respuestas principales fueron las siguientes:

Es una situación en la cual el cliente y la de traducción ganan , además de conseguir un mejor resultado con un costo menor.

Al conocer en detalle el tema de los archivos, me propongo aportar más información sobre la importancia que tiene mandar los editables y saber identificarlos.

En primer lugar, cuando tiene un PDF, debe saber que no es un documento editable. Este archivo es el resultado de la exportación de un documento originalmente en otro formato, como por ejemplo, un documento de o un en InDesign. Para traducir un PDF, se requieren programas especiales para recrear el archivo en otro formato, idealmente su formato original (Word o InDesign en el ejemplo anterior), y esto exige más trabajo, tiempo y dinero.

Para poder brindarle la mejor , no solo desde el punto de vista lingüístico, sino también en la parte de diseño, siempre es recomendable trabajar sobre los archivos editables para garantizar la máxima compatibilidad con las herramientas de traducción, y de esta manera modificar el diseño del documento traducido para que se vea igual al original. No es menos importante poder utilizar las herramientas de traducción, ya que nos permite asegurar la y ofrecer por repeticiones y por el uso de memorias de traducción.

En Trusted Translations nos esforzamos en alcanzar la mejor calidad de trabajo y satisfacción del cliente. Por eso a veces insistimos en recibir archivos editables. Queremos ahorrarle tiempo y dinero y darle el mejor producto posible.

Etiquetas: